Sandra Román Blog

Just another WordPress.com weblog

Motivación en el empleado marzo 12, 2009

Filed under: Uncategorized — Sandra Román @ 4:10 am

Mi opinión en cuanto a las 4 teorías es que todas se preocupan por la productividad y calidad en el trabajo de los empleados, y lo que las diferencia unas de otras es que unas se preocupan mas por la satisfacción de los empleados, y otras en cuanto a las bajas que esto podría traer. A la larga sería más costoso para cualquier empresa ya que habría que invertir en capacitación cada que esto sucediera…

Estoy de acuerdo que la teoría de las expectativas es la que mejor explica la productividad de los empleados, ya que permite al empleado tomar decisiones sin precipitación y con libertad de decisión, lo que provoca en el empleado esa motivación. En lo que a su puesto se refiere a tener mayor responsabilidad , y a su ves mayor participación en la empresa.
Lo que si queda claro es que esta teoría no debe ser aplicada a todos los puestos sino dividir en cuanto a jerarquías y por supuesto el nivel de complejidad de la labor de cada empleado.

Para los puestos menos complejos me parece que la teoría de equidad es la más adecuada ya que prevé bien las variables de los pendientes, sin embargo como en casi todas no arrojan satisfacción en los empleados, la cual se ve reflejada en que la decisión de renunciar (no ha cambiado), lo que como bien he comentado provoca gastos a la empresa.

También tenemos que tomar en cuento el tamaño y la cantidad de empleados que la empresa maneja, ya que de esta forma se podrá determinar qué teoría es la que mejor se adecua a las necesidades de cada empresa.

Pienso que también tendríamos que adecuar esto a la localización de cada empresa, ya que en diferentes culturas como la nuestra estas teorías llegan a ser algo relativas, debido a que tenemos que tomar en cuenta las necesidades , y el nivel socio económico de cada individuo o empleado.

Para terminar, creo que la empresa siempre debe buscar una media en cuanto alas necesidades de ambas partes, y sea cual sea el puesto, dar la responsabilidad, y a la ves la confianza en la decisiones de cada empleado, siempre cuando haya una respuesta positiva a corto plazo por parte del empleado, y de esta forma las dos partes podrán decidir a largo plazo acciones a tomar según sus necesidades. La ventaja de la empresa es que son ellos quienes deciden quiénes serán sus empleados, y no al revés.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s